Poesía mexicana: Tedi López Mills

Tedi López Mills

(Ciudad de México, 1959)

 

 

 

Por la ruta de Creeley

 

 

Que la memoria es la caverna donde acabamos viviendo
Que tumbados boca arriba miramos el techo
Que nos vemos de tamaños distintos, en movimiento,

quietos

Que corremos hacia delante aunque nos recordemos

hacia atrás

Que la caverna tiene secretos, vetas, asperezas

impersonales

Que se puede viajar en su espacio pequeño y oscuro
Que uno puede no llegar a ninguna parte y haberse ido
Que la caverna la hizo un anfitrión griego sin luz natural
Que la fabricó hipotecando conocimientos de puertas y

ventanas

Que quiso poner a prueba nuestra atracción por el sol

minutero

Que no sirvió de nada bosquejar la salida en la idea de

recinto

Que afuera hay siempre una pared blanca donde se raya

la primera versión de la experiencia

Que subsisten algunas sombras vienen de lejos y traen

noticias

Que el recuerdo dura más cuando uno se distrae del

recuerdo

Que el mío comienza con una alberca dislocada entre

árboles

Que el agua pasó por mi oído sin retirar su última

burbuja

Que respiré sin querer la sensación del azul y vi el cielo

dividido un instante como número

Que adiviné la respuesta no hay arriba desde el agua o firmamento
donde se entreteja la perfección con el error simulado de

mi ser tan tuyo como mío

Que la caverna postula su propia caverna restituye la

alternativa de una intemperie sin doblajes

Que en el agua la memoria es pasajera se deshace

con cualquier rutina del cuerpo

Que la noticia de la sombra hoy carece de artículos no

se entiende

Que el mundo no es igual en todos los lugares allá gritan

aquí se esconden se mide el miedo con gis en mi
cabeza se distribuye en largos estambres se ahorca

Que difieren las cavernas son largas a veces estrechas

apenas cabe la memoria

Que se ajustan incluso a su inexistencia
Que me recuerdo en alguien que no es yo tumbado en

mi caverna

Que le reclamo no me pongas en esa historia no calcules

entradas por salidas algo así de banal me quedo
adentro con el techo encima

Que para eludirte propongo más cavernas mientras

recuerdo

Que la memoria es mi truco predilecto para extraviarme
Que la paradoja de la piedra negra lustrosa piedra será

otro recuerdo

Que sólo el final no tendrá principio o algo externo

el día
los árboles el manantial especulativo tu reflejo en
escorzo

Que la metáfora es infinita: caverna o cueva o gruta

ponte en mi lugar: que empiezas donde acabo.

 

 

Esta selección fue realizada por la poeta y artista visual colombiana Amalia Moreno, autora de los libros de poesía Los 16 motivos del lobo (Cardumen, 2015) y Tal vez hoy sobre mañana (Pre-Textos, 2020).

One thought on “Poesía mexicana: Tedi López Mills

  1. “Que la metáfora es infinita: caverna o cueva o gruta
    ponte en mi lugar: que empiezas donde acabo.” T. L. Mills

    <3
    Ahora los ecos de estos versos también serán excusa o espejismo en la memoria, horizonte en la búsqueda fascinada, aunque no le encuentre la respuesta…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *