Poesía chilena: Rosabetty Muñoz

Rosabetty Muñoz

(Ancud, 1960)

 

En esta breve selección de poemas pertenecientes a Ratada (2005), la poeta chilena nos hace parte de la desolación aquietada de un pueblo a un mismo tiempo mágico y sombrío, en donde el acontecimiento mayor se vuelca hacia el aparecimiento monumental de centenares de ratas en cierta época del año. Pero el ahogo de estos poemas no procede necesariamente de esa invasión, sino de otras invasiones que vienen de más adentro, que son más particulares, y que recuerdan, justo por esos días, la inmediatez y la finitud propia.

 

 

 

(huele a esencias)

 

No esperen una postal amable

deste pueblo de mierda.

 

Aparte del mar encabritado

además de las ratas

devorándose entre ellas

aún después de los cadáveres;

el asunto huele a esencias.

 

Para estar aquí

hace falta estar vencido.

 

 

(riegan sus dalias gigantes)

 

Un espeso olor a semen

se descuelga de los techos,

escurre y se apoza

en la puerta de ciertas casas.

 

Las esposas sorprendidas en adulterio

riegan sus dalias gigantes,

simulan no oír/no oyen

el insistente golpear del hacha

en el patio trasero.

 

Hay días en que se puede caminar

sobre el odio endurecido.

 

 

(hazañas y carreteras)

 

Tiempos hubo en que deseamos

ser conocidos por hazañas

carreteras espléndidas

viajes descubrimientos.

 

Pero aquí agonizan jovencitas

y niños muertos nos sobrevuelan.

 

 

(se triza el mundo conocido)

 

Primero fue una trizadura

en el mundo conocido.

Y luego, el hueso expuesto

la sangre detenida

cadáveres sosteniendo

pocillos de cloro

en el hueco de las manos.

 

Todavía despierto

agarrada la cabeza

el ojo hermético.

La palabra dispuesta a retener

este mundo en descalabro.

 

 

(señales inútiles ahora) 

 

Inclinado alrededor del cadáver

el grupo se cierra en rosario monocorde.

Uno a uno se enumeran indicios:

panes quemados en el horno

quebrazón de platos

pájaros ahogados en el pozo.

El súbito aguacero

sobre la ropa colgada.

 

Boyas inútiles a esta hora.

 

Y ya atentos a la amenaza

se palpan, disimulados,

celebrando el calor de estar vivos.

 

 

 

Estos poemas hacen parte de Ratada (2005) y fueron publicados por Lom.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianSpanish
#ColombiaResistePoemas para resistir