CONTEMPLACIÓN Y VIDA – HAIKÚ: Taneda Santōka

Taneda Santōka

(Hofu, 1882-1940)

 

 

 

La selección y el comentario son del escritor colombiano Carlo Acevedo

 

 

 

Taneda Santōka fue un poeta de estilo literario bastante atípico. Leer sus haikús, determinados por el estilo libre desarrollado en la segunda mitad del s. XIX, desconcierta al lector porque estos incluso ponen en entredicho la existencia de la estrofa como unidad poética. Quizás por ello el poeta venezolano Rafael Cadenas aseguró que Santōka “redujo aún más el haiku, / lo dejó en el corazón del silencio”. La vida de este haijin, además, fue tan atípica como su propia obra: osciló entre el infortunio, la pobreza, el alcoholismo y la espiritualidad zen. La selección a continuación hace parte de Saborear el agua (Hiperión, 2004), con traducción de Vicente Haya e Hiroko Tsuji.

 

 

 

***

 

Luciérnagas, venga, venid,

he llegado a mi pueblo

 

***

 

Por más que penetre en su profundidad,

interminables verdes montañas…

 

***

 

La luz de la luna

penetra hasta el fondo

de mi estómago hambriento

 

***

 

“Toc” contra mi sombrero de junco:

la camelia

 

***

 

Desde lo alto

orino hacia la aldea

que duerme un sueño profundo

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianSpanish
#ColombiaResistePoemas para resistir