Narrativas autorreflexivas: Gloria Naidú Cuevas Rodríguez

Girardot, 4 de septiembre de 2020

 

Queridos estudiantes:

 

hoy por fin después de largos días, semanas, meses semestres y 5 años, finaliza una de las etapas mas valiosas de la vida, y digo una porque es hora de demostrarse a ustedes mismos de que están hechos, retumbaran en sus cabezas de vez en cuando las palabras de sus profesoras, unas recordándoles cómo hacer los procedimientos, cómo abordar el paciente cómo tratar a los compañeros que a través del tiempo nos emocionan, pero también nos decepcionan a veces esperamos demasiado. Reconocer al otro es uno de los procesos mas complejos y tediosos de la vida. De algo estoy segura se preguntarán por que no le puse atención a esa clase no fui o simplemente, estaba pensando en otra cosa; espero que pesen más los buenos recuerdos que aquellos que no lo fueron tanto, todo al fin de cuentas es aprendizaje. Quiero decirles que no importa cuántos estudiantes se gradúen semestre a semestre cada uno de ustedes es especial en este proceso. ¡Gracias por permitirnos crecer con ustedes y por enseñarnos a ser mejores!

 

De corazón esperamos que la vida laboral sea gratificante para ustedes, desempeñarse en al área que les gusta, crecer personal y profesionalmente es importante, no dejen de estudiar, nuestra disciplina implica un continuo aprendizaje, la ciencia es cambiante y así debemos asumirlo, para no perder el rumbo como profesionales.

 

Si el trabajo que consiguen no es lo que ustedes han soñado no olviden que en nuestras manos siempre está la vida de seres humanos, así que la responsabilidad es proteger esas vidas y es la razón para siempre hacer el trabajo de la mejor manera posible, con responsabilidad y amor por nuestra profesión.

 

No olviden que como seres humanos somos diferentes y así actuamos, pensamos y nos comportamos, con habilidades que fortalecen los equipos de trabajo, nada mas maravilloso que conformar verdaderos equipos de trabajo, no del paseo y la rumba, claro también momentos de diversión, pero el éxito depende en gran parte de factores como la comunicación el buen trato el respeto hacia el otro y ante todo el liderazgo del enfermero es decir de cada uno de ustedes. Recuerden también decir no, aprender a decir no, hace parte del carácter hay momentos en que es momento hace un pare, eso sí que no esté en peligro la vida.

 

¿Tienen miedo?  No se sientan culpables por esa sensación todos lo hemos sentido, es lo que nos hace fuertes y nos impulsa a seguir adelante a ser cada día mejores profesionales y ante todo mejores seres humanos, sean buenas personas, no olviden, siempre hay alguien en un primer día de trabajo, trátenlos bien también buscan una oportunidad, no les cerremos la puerta.

 

Ahora quiero darles unas breves instrucciones para su primer día de trabajo.

 

Instrucciones para alistar el uniforme para el primer día de trabajo

 

Si la situación económica lo permite mande a hacer un uniforme nada como el olor a nuevo para comenzar a trabajar

 

Si no se puede, el día anterior aliste el mejor uniforme que tenga, lávelo a mano con jabón rey es económico y muy bueno para que se vea lo más blanco posible, no utilice la lavadora siempre queda con residuos de mugre más si la lavadora está vieja, agréguele al agua de enjuague aromatel o de otra marca si lo prefiere, para que huela rico eso atrae las buenas energías

 

Espere que se seque al sol, para que no huela a húmedo, pero no lo exponga demasiado eso daña la ropa

 

Revise que no esté descosido, sobre todo en las axilas y a los lados donde a veces hay una cremallera, el trajín de la universidad suele tener estas consecuencias desastrosas en la blusa y en el pantalón en la entrepierna especialmente.

 

Plánchelo cuidadosamente, ojo revise bien la graduación de la temperatura de la plancha, por ninguna razón lo vaya a quemar, este paso es importante, recuerde que el uniforme arrugado es signo de desorden y da una pésima impresión.

 

Déjelo colgado en un gancho grande para que no se arrugue otra vez

 

No olvide preparar la ropa interior, de nada sirve un uniforme impecable si el calzón tiene rotos o este amarillo y con el caucho desgastado además de la incomodidad seguro se le va a notar, tenga cuidado de no usar interior con muñequitos o pepas.

 

Limpie los zapatos, busque Griffin para tapar los pliegues por el uso, las manchas de las soluciones y hasta los antibióticos de la práctica, regados al preparar los medicamentos en estos 5 años.

 

No le recomiendo comprar zapatos nuevos, seguro se verán muy lindos, pero le van a tallar y van a sacar ampollas eso no es bueno, el día será largo y estresante es mejor estar cómodo.

 

No olvide el cuidado del cabello, limpio planchado alisado como guste, pero siempre recogido hace parte del porte del uniforme y estará más cómoda, aplique gel, crema de peinar para que los pelitos no se paren. De esta manera será más sencillo usar la toca para las niñas si la institución donde va a trabajar le exige usarla.

 

Espero que les sean útiles cada una de estas instrucciones, si alguna no le funciona no se preocupe, cámbiela, se los dice alguien que sabe bien de primeros días de trabajo.

 

P.D en este día tan especial, perdone, lleve en la maleta de ésta su universidad los mejores recuerdos, mantenga   contacto con los compañeros, no pierda las amistades aquí forjadas, la amistad es un tesoro que es necesario cultivar y cuidar para que no muera.

 

AHH No olvide cuando reciba su primer sueldo cómase algo rico, cómprese eso que quiere y no había podido, viaje, comparta con la familia y con las personas queridas que los acompañaron y apoyaron en este proceso, el agradecimiento es una virtud. Desde el confinamiento escribí con mucho cariño estas líneas.

 

Atentamente, Gloria Naidú Cuevas Rodríguez, nacida en Támara, Casanare, Colombia, el 13 de febrero de 1968, 2 hijas y una maleta llena de sueños. Enfermera de profesión, docente por vocación y madre por convicción, eternamente mujer y enamorada de la vida.

 

Ejercicio de escritura del taller Narrativas autoreflexivas, una escritura de lo cotidiano. Dirigido por Angélica González Otero.  Educación Continúa, Universidad Javeriana de Bogotá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *