Poesía Rusa: CHERUBINA DE GABRIAK

CHERUBINA DE GABRIAK

(St Petersburg1887 – Tashkent 1928)

 

Ventana 

Los días pasan, se arrastran cansados…

¡Al corazón le da lo mismo!

Simplemente no lo comprendes,

¡abre la ventana!

Detrás de la aburrida persiana verde,

el corazón hallará

un vuelo alegre

para la nueva ermitaña.

Arriba, detrás de la bandada de palomas,

se extiende un camino fácil,

olvídate a ti misma por un instante

en el cielo.

Ocurre que el cuerpo no sabe,

¡pero tal vez el alma podría!

¡Corazón! ¡Corazón! ¡Paloma blanca!

¡Dos grandes alas!

*

Mira en el espejo

y no te alejes.

Allí no están tus rasgos,

allí, viva, en el espejo,

está tu otra.

… Silencio, no hables…

Mira las partículas del mal y del miedo,

el resplandor de la mentira,

te crearon una imagen de ceniza

y estás viva.

Así es como vives, no te muevas y escucha:

allí en el espejo, en el fondo,

existe un jardín submarino con flores perladas.

No mires atrás,

aquí tus días son vacíos,

aquí destruirán lo que es tuyo.

Vive en el espejo.

*

Todos los días me traes violetas

de tono lila oscuro,

son ingenuas y lamentables

las flores de tu enamoramiento.

Tu mente ciega no comprende

la ciencia refinada del amor,

y una sonrisa de aburrimiento

tuerce mi delgada boca.

Con el añejo veneno de mi perfume

te embriagaste dulcemente,

y yo con una sola mirada débil

destruyo las flores innecesarias.

 

Traducción y selección por Natalia Litvinova, poeta, traductora y escritora argentina de origen bielorruso.

Compartir...
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *